A la hora de afrontar los trámites de separación y divorcio en Toledo es aconsejable contar con la ayuda de un abogado que esté especializado en derecho de familia. Se trata de un proceso que puede resultar bastante complicado, y para el que se pueden encontrar diferentes soluciones. Una de las posibilidades que contempla nuestra legislación es la nulidad de un matrimonio.

Cuando se habla de la nulidad en el ámbito civil nos referimos a la invalidación del matrimonio porque existe en su celebración un vicio o un defecto que es esencial. Esto quiere decir que un matrimonio nulo no ha existido nunca, excepto al cónyuge que lo haya contraído de buena fe o respecto a los hijos.

Son varias las causas para la nulidad de un matrimonio. Puede ser porque se haya celebrado sin consentimiento, porque sea entre personas menores no emancipadas, entre personas que ya están casadas, entre parientes en línea recta por consanguinidad o colaterales hasta el tercer grado, porque se haya celebrado sin testigos, o porque se haya hecho por coacción, o en caso de que los contrayentes sean condenados como autores o cómplices en la muerte del cónyuge anterior de alguno de ellos.

En caso de que te estés planteando iniciar los trámites de separación y divorcio en Toledo te aconsejamos que hables con un abogado que tenga experiencia en este campo para que pueda llevar tu caso.

En el despacho Rabines Abogados te podemos echar una mano a la hora de iniciar un proceso de separación de tu pareja. Si necesitas consultarnos cualquier duda sobre nuestros servicios puedes hacerlo sin ningún compromiso.