Publicado: 8 de Febrero de 2017

Los matrimonios simulados o de complacencia, son aquellos celebrados en los que NO concurre un verdadero consentimiento, no son verdaderos matrimonios, por lo general son celebrados para obtener ventajas en el sector del Derecho de Extranjería o Nacionalidad, normalmente, se celebra entre un ciudadano español y uno extranjero, aunque también se presenta entre dos ciudadanos extranjeros, estos matrimonios tienen como objetivo

  • Adquirir de manera acelerada la nacionalidad española.
  • Lograr un permiso de residencia en España.
  • Lograr la reagrupación familiar, etc.
¿Cuando se presume un matrimonio simulado

?


  • Cuando los contrayentes desconocen los datos básicos personales y familiares, tales datos son: fecha y lugar de nacimiento, domicilio, aficiones relevantes, hábitos notorios, nacionalidad del otro contrayente, matrimonios anteriores, nombres de los familiares cercanos, circunstancias de como se conocieron,  entre otros.
  • El hecho que los contrayentes no hablen el mismo idioma; este punto por sí solo no es suficiente para declarar el matrimonio como simulado, en todo caso se debe entender la relación como difícil más no imposible.
  • El hecho de haber entregado una cantidad monetaria.
  • El hecho que uno de los contrayentes haya realizado anteriormente matrimonios simulados.

¿Como se puede probar que un matrimonio no es simulado a pesar del desconocimiento de datos personales o familiares o de las circunstancias de como se conocieron?

  • Los contrayentes deben probar un "conocimiento suficiente" y no" un conocimiento exhaustivo", por ejemplo si un contrayente vive en Sevilla y el otro en Málaga, será suficiente con indicar la ciudad y no la calle.
  • Los contrayentes podrán probar la relación antes de la celebración del matrimonio a través de cartas, llamadas telefónicas o internet; visitas de España al país extranjero o tener un hijo, por ejemplo.

¿Que datos NO son relevantes para considerar un matrimonio simulado?

  • El hecho que el contrayente extranjero No tenga residencia legal en España.
  • El hecho que los contrayentes no vivan juntos.
  • El hecho que un contrayente no aporte bienes o recursos económicos.
  • El hecho que los contrayentes se hayan conocido pocos meses antes de la celebración del matrimonio.
  • El hecho que no se hayan conocido personalmente.
  • El hecho que exista una diferencia significativa de edad entre ambos.

Visita

www.rabinesabogados.es